Fuente EPI Press / Foto por M&A

Agradecido y comprometido por la oportunidad que le está brindando Prime Sports Entertainment y Marketing & Advertising, se mostró el piloto capitalino, Xavi Razo, quien subrayó que tiene la capacidad para poder aspirar al título de NASCAR México Series 2022.

El volante del auto marcado con el número 7 SOLID-IDCgraphics-Poliespuma-Pipsa-Atunsito, admitió que es una gran responsabilidad llegar a la escudería del ingeniero Jordi Vidal, por lo que se mostró confiado en obtener buenos resultados desde la fecha inicial, del próximo domingo, en el Súper Óvalo Chiapas.

“Estoy muy contento y agradecido con el equipo JV Motorsports, porque desde que se creó ha sido de mucho prestigio, en el cual muchos pilotos quieren correr, por fin se dieron las cosas, espero hacer una buena mancuerna con el ingeniero y empezar con todo en la primera fecha”, reiteró Razo, quien venció hace unos años al cáncer testicular.

“El equipo ya fue campeón en 2020 con Rubén Rovelo y el año pasado con Noel León. Llegar a un equipo tan poderoso implica gran responsabilidad, pero la experiencia que he adquirido a través de los años me da la confianza para saber que estoy a la altura de los mejores pilotos”, apuntó el capitalino de 34 años.

En ese sentido, Xavi destacó el acercamiento que tuvo la semana pasada en San Luis Potosí con su auto, para con ello, afrontar con toda la nueva temporada, que iniciará el próximo domingo, en el trazado chiapaneco de 1.2 kilómetros de longitud, donde el año anterior se subió al podio.

“Es la pista más complicada que hay en el calendario, más difícil de manejar, hay que tratar de mantenerte en el lado limpio de la pista, porque suele estar muy sucia y se va desgastando conforme va pasando la carrera”, resaltó el capitalino.

“A pesar de ser difícil, he tenido buenos resultados, como el año pasado que terminamos en segundo lugar, sabemos que va a ser una competencia muy dura, porque a la hora de la prueba va a estar el clima entre 36 y 40 grados, es un punto que hay que tomar en cuenta, hay que tratar de llegar bien hidratados, hacer una carrera inteligente, de no acabarnos el coche muy rápido”, estimó el novel volante.

Finalmente, subrayó que va por podio al óvalo de Tuxtla Gutiérrez, donde se disputará el primer desafío del año a 170 vueltas o 100 minutos como máximo, con la novedad de que la parrilla de salida para NASCAR México y Challenge será por sorteo.

“Nuestro objetivo es ir por el podio, tenemos el auto, esperamos que la etapa de aprendizaje y de adaptación al coche, así como a los mecánicos sea muy rápida, para con ello, formar una escalera para el tope que es el campeonato”, concluyó Razo, quien dijo preferir las sesiones de calificación que un sorteo.