Nota y foto por Escudería TELMEX

Un día histórico vivió el Trackhouse Racing este domingo en el Circuito de las Américas, donde Ross Chastain logró el primer triunfo para el equipo. 

La sexta fecha de NASCAR Cup Series fue de claroscuros para el Trackhouse, ya que por un lado tuvo una jornada memorable por conducto de Chastain, y por otro Daniel Suárez enfrentó un desenlace sumamente doloroso al sufrir una ponchadura que le quitó la oportunidad de pelear por el triunfo. 

El piloto de Escudería Telmex Telcel había sido un gran animador durante todo el fin de semana en el trazado texano de 5.48 kilómetros. Calificó en segundo y lideró prácticamente toda la primera etapa, para adjudicarse el triunfo parcial. 

Sin embargo, en la segunda etapa, se encontró con el tráfico luego de la entrada a pits. Aparentemente Kyle Larson lo impactó y en el choque sufrió un pinchazo, lo cual lo obligó a hacer una visita a pits no programada. 

El regiomontano perdió tanto tiempo que descendió hasta el último puesto, desde donde intentó una paciente remontada, logrando acercarse incluso al top-10, pero al final quedando rezagado al puesto 24. 

A su vez, Chastain hizo una gran carrera. En esa tercera etapa se adueñó del liderato y resistió una buena cantidad de embates y rearrancadas, incluyendo un alargue que aumentó la carrera a 69 vueltas.   

La carrera fue muy animada, con muchas incidencias, y Ross se portó con mucho aplomo para sacar la victoria. En los últimos metros, ya había perdido la punta con Bowman y Allmendinger, quienes por ir a la caza de Chastain terminaron chocando entre ellos y dejando la puerta abierta para que el piloto del Trackhouse recuperara el liderato y se escapara hasta la victoria de manera dramática. 

Cumplidas seis fechas, Daniel Suárez es décimo quinto del campeonato con 150 puntos y Ross Chastain dio el gran salto al quinto peldaño con 180 unidades.

Con la visita a Austin, termina el segundo mes de temporada. La próxima semana, NASCAR estará en Virginia, para correr la séptima ronda de la temporada en el Richmond Raceway. 

Daniel Suárez: 

“Fue una carrera muy desafortunada para mí. Teníamos coche para ganar. No es grato perder de esta manera. Afortunadamente, mi coequipero logró un grandioso triunfo para el equipo. No podía estar más feliz por él y por todo el Trackhouse”.